¿Qué es la Danza­?

El Salmos 149:3 dice: «Alaben su nombre con danza; cántenle alabanza con pandero y lira».

Este versículo nos refleja que la danza es alabar y gozarnos en la presencia del Espíritu Santo. No tiene que ver con una edad específica para danzar, solo tener un corazón sincero y humilde para ser transformado por Su amor.

¿Qué es Manto?

Éxodo 29:5 dice: «Y tomarás las vestiduras, y vestirás a Aarón la túnica y el manto del efod, y el efod, y el pectoral, y le ceñirás con el cinto especial del efod».

Es uno del instrumentos que más usamos a la hora de danzar ya que nos facilita los movimientos que expresamos con nuestro cuerpo. Cada movimiento del manto es único y también representa cubrir la iglesia.

¿Qué es la Bandera?

El Salmos 20:5 dice: «Nosotros cantaremos con gozo por tu victoria, y en el nombre de nuestro Dios alzaremos bandera. Que el SEÑOR cumpla todas tus peticiones».

La bandera es unos del instrumento que usamos para marcar territorio en el mundo espiritual y mostrando que hemos ganado una victoria para luego gozarnos en Él. La bandera tiene diversos significados, uno de los cuales yo le doy es gozo y fuerza ya que para usarlo necesitamos fuerza y energía pero sobre todo amor.

La Alabanza

Éxodo 15:2 dice: «El Señor es mi fortaleza y mi cántico; ¡el Señor es mi salvación! Él es mi Dios, y lo alabaré; es el Dios de mi padre, y lo enalteceré».

La alabanza no es solo una música que muestra gozo y alegría, la alabanza va más allá de una expresión de agradecimiento. Es dar gracias y adorar a Dios en todo momento de nuestra vida en medio del proceso que estemos viviendo.

Adoración

Deuteronomio 26:10 dice: «Por eso ahora vengo aquí, con los primeros frutos de la tierra que tú, Señor, me diste. Todo eso lo pondrás delante del Señor tu Dios, y delante de él te postrarás».

La adoración es el momento más íntimo que tenemos en relación con el Padre. Aprendemos en la intimidad a ser agradecidos y limpiar todo nuestro corazón. La adoración es un diario vivir de obediencia porque decidimos glorificar y exaltar su nombre, estemos donde estemos.